Tema Central

Dirección de proyectos, un estilo de vida

0

“Hacer que los proyectos tengan altos índices de desempeño no es algo fácil, pero es la dirección de proyectos la que nos permite aumentar significativamente las probabilidades para que los resultados sean totalmente diferentes”.

Arquitecto de profesión, enfocado en la construcción de plantas vitivinícolas, Gustavo Albera es un apasionado de la Dirección de Proyectos. Los errores crónicos en la construcción, fueron su gran motivación para decidir especializarse en la dirección de proyectos. Consciente de que el diseño y el desarrollo técnico de los proyectos no son suficientes para lograr un mejor resultado y a pesar de los reconocimientos internacionales obtenidos en varios de los proyectos en los que participó, tenía la sensación de que algo faltaba, de que siempre hay algo que se puede mejorar. Esto lo llevó a buscar herramientas de gestión profesional y fue así como inició su camino en el mundo del Project Management.

Objetivos como retos

El dar una respuesta satisfactoria a las expectativas de los interesados, el cumplimiento de plazos y el evitar desvíos de tiempo, son entre otros, algunos de los objetivos en un proyecto de la construcción, que de no cumplirse, genera conflictos a lo largo del desarrollo del proyecto, principalmente problemas de calidad y de satisfacción del cliente.

Estos desvíos hacen que la industria de la construcción sea un tanto precaria en términos de resultados y de un desempeño más profesional. Erróneamente se piensa que a los arquitectos se les ha formado con ciertas herramientas de gestión de proyectos, pero no es así, en realidad ha estado muy ajena como disciplina. 

“Soy de las personas que no se queda con las consecuencias, siempre quiero saber que las produce” 

Los proyectos como estilo de vida 

Un proyecto es la capacidad que tenemos de llevar nuestras ideas a la realidad.

Es un fenómeno sumamente importante porque es la forma que tenemos los seres humanos de propiciar un cambio ya que somos la única especie capaz de concebirlos y ejecutarlos, pese a ello, la historia no le ha dado a los proyectos ese reconocimiento como tal, pero basta mencionar algunos grandes proyectos que confirman su importancia como El Coliseo Romano, una catedral gótica, las pirámides, y esto solo hablando específicamente de la construcción, aunque en otros ramos podemos mencionar, por ejemplo, el desarrollo de una vacuna o armar la constitución de un país. En todos estos proyectos se ha visto el resultado, pero no la capacidad humana de hacer que ese proyecto vaya contra todas las resistencias, limitaciones o restricciones, para que se pueda ejecutar.

No hay elección  

La gestión tiene que ver con una forma de pensar totalmente activa, la reconozcamos o no, dentro de los proyectos. La gestión está dentro de la naturaleza del proyecto, no importa si la gestión nos gusta o no, el proyecto no da la posibilidad de elegir, si no tenemos el enfoque en la gestión dentro del proyecto, el resultado no será el esperado.

PMO como desafío  

El principal desafío de una oficina de proyectos es generar en la gente el interés por medio del conocimiento de lo importante que es llevar una adecuada dirección de proyectos, explicarle donde la dirección de proyectos suma valor. 

“Si la gestión no es reconocida en el proyecto, existe una tremenda posibilidad de fracaso”

Los tres pilares

Los proyectos están soportados por 3 pilares, el primero, es el pilar de las ideas (diseño), el segundo es el pilar técnico (las técnicas que te permiten construir y lo que hace que los proyectos funcionen) y el tercer pilar es la gestión, el arte de hacer que las cosas sucedan.

IDEAS 

(diseño)

técnico

gestión

Hoy en día falta mucho por hacer en este tema ya que aún no existe una cultura organizacional que denote la importancia de entender las herramientas de gestión y aunque la mayoría de las organizaciones cuenta con un área u oficina en los proyectos, es esencial concientizarlas en que ésta debe tener una formación y desarrollo profesional para saber implementar procesos y herramientas que colaboren en el cumplimiento de los objetivos del proyecto. Las ganancias se verán en la medida en que se ejecuten bien los proyectos.

Agilidad en la construcción

“ La industria de la Construcción es maravillosa, es la combinación de muchísimas personas con distinta formación cultural y profesional que, en conjunto; logran una gran integración para llegar al objetivo común”  

Dentro de la industria de la construcción, la dirección de proyectos es una especie de columna vertebral, ya que establece una línea de pensamiento que abarca todo el ciclo de vida del proyecto y que, en combinación con metodologías ágiles, principalmente en los procesos de diseño, son un gran potencial de desarrollo. Sin embargo, hay ciertos procesos donde es necesario aplicar buenas prácticas que requieren una formación en metodologías predictivas.

Miedo y  resistencia 

“No existe duda de que la dirección de proyectos es una disciplina fundamental y absolutamente validada” 

Cada empresa, tiene una cultura diferente, por ello es importante como director de proyectos, conocer sus necesidades específicas. El desempeño del director de proyectos influye directamente en la percepción que cada empresa se haga respecto a si funciona o no la dirección de proyectos. Que yo sea un mal director de proyectos, no significa que la dirección de proyectos no funcione. 

Una de las principales resistencias al cambio en las empresas, es pensar que la dirección de proyectos le suma  burocracia a sus procesos internos. Es importante conocer cuáles son sus miedos respecto a implementar otra forma de hacer las cosas, conocer sus fortalezas y debilidades. Otra forma de resistencia al cambio es que, aún conociendo los problemas que tienen, no creen que exista solución para estos, pero una vez que comienzan a ver que si la hay, es mucho más fácil la apertura al cambio. 

Cuando una empresa constructora que nunca ha aplicado la dirección de proyectos, comienza a hacerlo y ve que con las prácticas que proponemos, les ayudamos a mejorar sus procesos internos, cumplir con su agenda, sus compromisos, reducir los conflictos con el cliente,  rentabilizar mejor su actividad profesional; descubren el valor agregado y se convencen de que si se pueden reducir los desvíos de tiempo y costo, manejar los conflictos, cumplir los tiempos… En pocas palabras como director de proyectos, demostraremos que si se pueden hacer las cosas de una manera distinta. 

Gustavo Albera, PMP. Argentina. 

“El Liderazgo, por encima de todo, es el ejemplo”

Artículo anterior

Project Management en la Minería

Artículo siguiente

También te puede interesar

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Tema Central